Libros de

Otros Autores

Días Venturosos

Divaldo Franco

Aquellos eran días semejantes a estos. Hoy, como en ayer, el hombre sufre las mismas necesidades, diferencias por las circunstancias de tiempo y condicionamiento de técnica. éL, mientras tanto, es la solución, la mejor solución para las intrincadas preguntas de la angustia universal. Aquellos eran días venturosos. Días en que la Luz del Mundo iluminó la Tierra, iluminando nuestras vidas. Se vive la hora de la gran transición, y las sombras se adensan; pero más tarde serán diluidas por el Sol del Nuevo Tiempo.